Tren de vida

Fue raro. Todos dicen que en esos segundos que se hacen eternos,  son imágenes de tu pasado lo que ves pasar por tu mente. A mi me ocurrió todo lo contrario. Sólo veía instantes, momentos, personas y cosas que me quedan por vivir y que podía perderme. Quizá fue eso lo que me salvó. O quizá no. Lo único cierto es que tengo una segunda oportunidad y lo que me quede de ella, quiero volver a compartirla en este blog que casi había abandonado. En una semana he aprendido más de la vida que en 24 años. Y entre las cosas que he aprendido, una de las más importantes es que hay que disfrutar de los pequeños momentos porque son esos los que nos regalan grandes satisfacciones.

Redactando en este blog he vivido muchos de esos pequeños momentos por eso hoy vuelvo con más fuerza que nunca. Hace unos fines de semana estuve de aniversario. Se cumplía un año de mi primer fin de semana como redactora de Noticias Cuatro, gracias al contrato que me ofrecieron en la productora Lavinia. Echar la vista atrás es bueno a veces (uhhhh) y venir a este rincón me ayudó a recordar muchos de los pasados 36o y pico días…La fusión de Telecinco y Cuatro, el final de CNN+, la llegada a una nueva redacción fusionada, la marcha de mi “maestra”, los primeros directos, los vídeos firmados , el contacto con la redacción central, la unión del equipo de finderos, las sustituciones entre semana, las prisas, los no llegamos, los que “al final” ha salido todo bien, las elecciones, los casos que empiezan y los que, desgraciadamente, nunca acaban…

En todo este año me he movido siempre por el motivo de mi trabajo: contar historias. Algunas más tristes que otras. Otras más alegres que algunas. Pero del cómputo de todas he aprendido que mi función como periodista se basa en: ví, llegué y lo conté…Si cada día el periodista hace eso con ética, respeto y objetividad, también puede decir que ha vencido. Y así se logra sobrevivir a un día a día cada vez más complicado para los que elejimos este oficio. La clave para mi está en NO RENDIRSE. Aplicado diariamente a mi vida personal y profesional, difícilmente separables, consigo levantarme cada día dispuesta a aportar mi granito de arena para mejorar la situación por la que pasa el periodismo del Siglo XXI.

Comentándole a un compañero que estaba de aniversario y que hacía un año que había firmado mi primer contrato de trabajo me preguntó: si tuvieras que elegir un momento de este año, ¿cuál sería? No esperaba la pregunta pero tampoco me tuve que pensar mucho la respuesta. La tenía reciente: el 23 de Diciembre. Porque ese día gracias a la cercanía de mis compañeros, el cariño de mis amigos y la fuerza de mi familia, comprendí que aunque el tren desde el que estoy escribiendo esta entrada vaya a gran velocidad y casi no me deje apreciar el verdor de ese campo de ahí fuera o seguir con la mirada la continuidad de los cables que cuelgan, soy yo la que tengo que buscar esos momentos que son los que hacen que la vida merezca la pena.

Buscando uno de esos momentos vuelvo hoy aquí a retomar lo que dejé un día a causa de subirme a un tren, el de la vida, que iba a la velocidad de la luz y que he podido frenar justo a tiempo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO soy redactora en Noticias Cuatro Fin de Semana y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s