Volver a tiempo

¿Cómo volver cuando en realidad nunca te fuiste? ...  Sinceramente no lo sé pero esa es la sensación que tengo ahora mismo. Echando la vista a atrás, cada día tenía muchas cosas que contar pero poco tiempo para hacerlo. Intentaba robarle horas al sueño pero enseguida saltaba la alarma de seguridad indicándome que era preferible dormir, descansar, pausar. Y más de una, de dos y de tres, me he quedado planchando el cachete sobre el teclado encontrándome al día siguiente con la misma estampa: un post inacabado. Hasta que el otro día me pasó algo muy curioso.

Para situarnos: día libre. Tiempo para mí. Decido leer. Pero como mujer que soy, no me basta con hacer una cosa. Me faltaba otra que compatibilizar. Me decanto por tomar el sol. Y comienza el ritual: ponerse el bikini, tirar la toalla, recogerme el pelo, un poco de “yo me doy cremita” y (ojo al dato) me quito el reloj para que no me deje marcas. De pronto la acción más simple provoca una reacción inmensamente grande…comprendí que si lo que más me gusta de tomar el sol es que me obliga a deshacerme del reloj, lo que más me gusta de quitarme el reloj es que yo puedo hacer con el tiempo lo que me dé la gana. Y dejé de tomar el sol para empezar otro ritual: saqué mi portatil del maletín, lo enchufé porque preveía que iba para largo, lo abrí, introduje la contraseña, entré en Internet, pestaña del blog y en los borradores de las entradas ahí estaba un viejo conocido: este post a medio redactar, fiel reflejo de mi vida, siempre a medio escribir.

Aunque he de reconocer que el capítulo que estoy escribiendo ahora es el más feliz, con diferencia, de cuántas páginas llevo publicadas. El oficio más bonito del mundo me ha correspondido con mi primer contrato de trabajo y cuando este se suma a las ganas, la ilusión, la pasión por contar historias y la capacidad de compartirlas, este blog cobra más sentido que nunca. Hoy vuelvo por aquellos que en algún momento me lo pidieron. Hoy vuelvo porque nunca dije que no lo fuera a hacer. Hoy vuelvo porque ya perdí demasiado el tiempo en hacer otras cosas que tenía menos ganas de hacer. Hoy vuelvo sin haberme ido del todo.

Y de tanto volver, también he vuelto a donde dejé el reloj antes de tumbarme a tomar el sol. Las horas han pasado por él sin que las agujas pudieran hacer nada por evitarlo. Dudo entre dejarlo para siempre ahí o devolvérselo a mi muñeca. Quitarte el reloj no significa que hayas perdido al tiempo sino todo lo contrario, que lo has encontrado en lo que realmente querías gastarlo.

Hoy lo he querido gastar en volver a mi blog. Al que con tanto cariño un día diseñé y adapté para hablar del pilar central de mi vida: el periodismo. Muchos creían que me había rendido. Esos no me conocen. Al resto, gracias por esperar. He vuelto al tiempo pero también a tiempo.

Tic, tac. Tic, tac. Tic, Tac…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO hablé de mi y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Volver a tiempo

  1. Una alegría repasar el Reader y encontrarse con tu vuelta. ¡Se te echaba de menos por aquí! 😉 Ahora, a dar el siguiente pasito y dejarte ver de nuevo por los eventos que se están moviendo en Sevilla. La vuelta del verano se prevé intensa e interesante. ¡Un saludo! 🙂

  2. unckas dijo:

    Ay!! esos post empezados y nunca terminados…tengo decenas…y nunca sé como acabarlos..son cosas que se le pasan a una por la cabeza, te parecen maravillosas y deseas compartirlas con el mundo con todas tus ganas, pero luego llega el problema ese que tenemos amiga mia, que tenemos porque hemos elegido esta profesión, el tiempo…..sólo quitándonos horas de dormir ( y de internet) conseguiremos seguir contando historias 😀

  3. Juan dijo:

    ¡¡¡Siete meses!!! esperando este momento

  4. poloserrano dijo:

    Qué grandiosa la vuelta! Ahora toca el post que diga algo así como “Ahora sí que sí, he vuelto”, jajaja. Los posts inacabados forman parte de tu vida, tan inacabada como empezada… divúlgalos! No hay nada más placentero que una tarde de conversaciones inacabadas e hiladas una tras otra. Be Irene 3.0.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s