INFORMATIVOS CUATRO Y CNN+ ANDALUCÍA-5 meses y 13 días como becaria

Me ha costado dos semanas sin Internet y una pelea con Telefónica pero finalmente recupero mi Internet USB sin el que en Sevilla me quedo en la versión 0.0 de mi misma. Razón por la que este diario de becariado ha estado varios días en stand-by. Días en los que han ocurrido tantas cosas que no se ni por dónde comenzar…

  • Asistí a un interesantísimo desayuno informativo de Nueva Economía Fórum presidido por el Principal Ministro de Gibraltar, Peter Caruana. En una mesa del Hotel Alfonso XIII reservada para la prensa, pude conversar con compañeros de otros medios a la vez que tomaba notas de las palabras de Caruana quien con un gran carisma político defendió su territorio en todos los ámbitos: político, económico, social… y frente a las preguntas de los asistentes, algunas más comprometidas que otras, supo responder de manera concisa y clara a temas como la soberanía de las aguas, las empresas que reflejan el paraíso fiscal y el foro tripartito, entre otros.
  • También propuse hacer un tema sobre la proliferación que, en estos tiempos de crisis, están teniendo las páginas web de búsqueda de ofertas. Para ello, me puse en contacto con Sergio y Pablo, los ingeniosos creadores de Ebonómico, sitio web que reúne las mejores ofertas de las tiendas de Sevilla y que, basta con descargar un bono de la página para poder disfrutar de ella. Elegí una de las más llamativas (clases de sevillanas o pilates a un euro) y en base a esta oferta y gracias a la colaboración de la escuela y de Sergio y Pablo, hicimos un original vídeo.
  • Al día siguiente, mi felicidad fue máxima cuando me encomendaron un vídeo para el mediodía. La fundación BBVA, había publicado un estudio sobre los universitarios de seis países europeos, entre ellos España. De ahí que me pasara dos horas en frente a la entrada del Rectorado con Ana García (cámara) grabando y preguntando todo lo que nos hacía falta para el vídeo que, tras algunas correcciones del texto y el montaje, que se nos complicó, llegó un poco justo de tiempo pero llegó y se emitió.
  • El resto de los días los he pasado como los patitos… en el agua. Inundaciones que cada año se ceban con una zona. Si el año pasado fue mi Jerez natal, éste le ha tocado a Écija, paradójicamente conocida como la sartén de Andalucía. Lo malo es cuando el agua deja de ser agua y pasa a ser fango, algo con lo que parecen estar muy concienciados los vecinos de esta zona, más preocupados porque entráramos a grabar en sus casas que por la magnitud de lo sucedido. Aunque a lo malo casi nadie se acostumbra. Mientras hacia un total a una mujer a la puerta de su casa donde estaban todos los objetos inservibles, ésta me cogió la mano y se puso a llorar viendo lo que había perdido. El nudito en mi garganta era inevitable.
  • Y cuando me creía que ya lo había visto casi todo en estas prácticas, llegó el viernes. Iba con Alberto (cámara) camino del pantano de Iznájar (Guillena) cuando Juan Tortosa (jefe y redactor) le dio la vuelta a la brújula. Nos fuimos con él y Estefanía (de producción) a Lepe por un tema que pedían de la sección de Internacional y gracias al cual pude aprender del Juan que me imagino cuando hablamos de su etapa trabajando para ‘Quién sabe dónde‘. Investigación a pie de calle, pasando desapercibidos hasta dar con la fuente, callejeando por sacar adelante la noticia, la verdad. Corriendo para llegar porque aquí como en el deporte, lo que se premia (si es que se premia) es el resultado y no el esfuerzo.

Y hoy empieza una nueva semana en la que retomo este diario con una buena noticia y una mala.

La buena es que esta mañana mientras subía en el ascensor hasta la redacción, mi propia sonrisa me miraba en el espejo y me recordaba la última noche de viernes cuando en un mismo restaurante tuvimos cabida cerca de 70 personas con un nexo, como mínimo, en común: la comunicación. Se celebraba la que ya es para algunos una tradición y para otros, como yo, una novedad: ‘la cena de los medios’. Una agradable velada que con la excusa navideña se celebra cada año y que sólo los que acuden la acaban de entender. En ella no importa el puesto que tengas, que seas el mejor redactor o el último becario, que seas de un medio o de otro. Lo que importa es que esos que se conocieron en una pesada guardia a las puertas de un juzgado, que aquellos que se llamaron para ver cómo se llegaba a aquella recóndita carretera del pueblo más perdido de la geografía andaluza o esos otros que se comieron juntos aquel menú que sabía a rayos en un día “de fiesta” (entre otras muchas diarias situaciones) compartan unas horas de diversión, charla y risas, muchas risas. Al fin y al cabo…es lo que nos queda.

Porque por no quedar (y ahí va la mala noticia) ya no nos queda ni nuestra otra mitad. Algunos llegaron sabiéndolo y otros se enteraron en la cena pero a nadie dejó indiferente el cierre de CNN+, que dejará de emitir a partir del 31 de diciembre. Menos aún a los que, de alguna manera, lo hemos sentido como algo nuestro en algún momento. A mi, al menos, me queda el regusto de haber formado parte de ella a los poquitos meses de haber acabado la facultad, aunque ahora ya sea la última becaria de CNN+.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO fuí becaria en CNN+ y Noticias Cuatro y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s