INFORMATIVOS CUATRO Y CNN+ ANDALUCÍA-Día 75 como becaria

De izqda a derecha: Juana Martínez (becaria), Eduardo Tamarit (secretario general), Juan Tortosa (delegado), Rosa Aguilar (ministra de M.Ambiente), yo (becaria), Estefanía Sánchez (Producción) y Ana García (cámara)

Parecía que Juan (jefe y redactor) tuviera contacto directo con José Luis Rodríguez Zapatero (algo que después de 4 meses a su lado, no me extrañaría) pero no. Creo que se debió más a ese olfato periodístico del que muchos hablan mezclado con sus años dedicados a este oficio. El caso es que el día antes de que Zapatero acometiera la reciente remodelación de su gobierno, Estefanía (producción) y yo escribíamos el parte de previsiones, un listado de posibles temas a realizar en los próximos días que cada delegación de España envía a Madrid. En este en concreto dábamos por cerrado un tema porque ya se había quedado con la persona para el día siguiente. Cuando Juan lo leyó, nos adoctrinó: “Nunca se pone que un tema está cerrado. Mañana mismo puede ocurrir algo y que tengamos que dejar ese reportaje para otro día”. Si es que más sabe el diablo por… En fin, que así comenzaba el día en que Rosa Aguilar se acostaría consejera y se levantaría ministra. (Del latín, “minister”, <servidor>) Paradojas de la etimología…

Una mañana frenética en la que no paramos: idas y venidas a la sede del Parlamento Andaluz, cintas para arriba y para abajo, trípode para acá y para allá y por último: rueda de prensa de Rosa Aguilar. Hora del almuerzo y yo a casa a descansar mi garganta porque de ronquera he pasado a Faringitis. Y hasta aquí habría llegado el post de hoy de no ser por una llamada a las 17.30 de la tarde:

-“Te escucho regular. ¿Tú me oyes bien?”, preguntaba Juan (jefe y redactor) al otro lado del teléfono.

-“Perfectamente, Juan. Dime”

-“Te comento. No estás obligada, pero esta noche tenemos conexión en directo para el programa de Gabilondo y viene Rosa Aguilar. Por si te quieres venir”

El “por si” sobraba porque yo sólo quería saber una cosa: “¿A qué hora estoy allí, Juan?”

A las 21.00, y aún con la carpeta de mis clases de inglés, llegué a la redacción. Era la primera vez que un ministro venía a esta delegación. Hasta el queso y el jamón del tentempie estaban espectantes. Media hora más tarde, allí no faltaba nadie, excepto la protagonista a la que bajamos a recibir Juan (jefe y redactor) y yo. A las 21.35, un brillante Audi doblaba la esquina de nuestra calle. Aun con el coche un poco en marcha, un robusto hombre con traje de chaqueta se baja de la puerta del copiloto y abre la puerta de detrás. De ella sale Rosa Aguilar e Inma Carretero (jefa de prensa). La entrada del bloque a oscuras. Juan se presenta y luego me presenta a mi. Rosa Aguilar me saluda con dos besos y yo le repito la palabra que más veces habrá oído hoy: “enhorabuena”.

-“Gracias” y una enorme sonrisa es lo que le da tiempo a responderme antes de subirnos al ascensor. En uno Juan con la jefa de prensa y en otro Rosa Aguilar con su guardaespaldas y yo. No es muy alentador ver cómo este último palpa las paredes del montacargas y mira por la ranura de separación. Perdida en pensamientos sobre posibles (aunque inexistentes) bombas y en la probabilidad ínfima de que, en el caso de haberlas, el guardaespaldas me salvaría antes a mi…llegamos al tercero.

Ni agua, lo primero que pidió Rosa Aguilar antes de sentarse frente a la cámara fue una capita de maquillaje. Yo, después del agotador día que llevaba ella, habría hecho lo mismo.

Al poco llegó Eduardo Tamarit, secretario general de planificación y ordenación, la otra persona que, junto con la jefa de prensa, se marcha con Rosa Aguilar para Madrid. Motivo por el cual todos venían un poco tristes. Llevaban un día de enhorabuenas pero también de despedidas. Es la otra cara de la subida de sueldo, de estatus, de alcanzar los sueños… el impuesto que te retienen. La parte vacía del vaso.  Aunque como diría un buen amigo mío: “Merece la pena gastar la vida por un sueño” (sic.).

Empezaba el programa. Gabilondo en Madrid, presentaba a sus contertulios. Nosotros en Sevilla nos íbamos todos al despacho de Juan a ver el programa por la tele. En la sala de al lado, Rosa Aguilar, Ana (cámara) y Estefanía (producción) fabricaban lo que estábamos viendo muchos espectadores: una entrevista amena, breve y al grano a cuyo término nos encontramos con la Rosa Aguilar más cercana y reveladora que no dejó ni un segundo de atender a llamadas y mensajes con palabras de cariño y agradecimiento pese a ser las 22.30 de la noche y haber abierto la mayoría de informativos, boletines radiofónicos y periódicos digitales del día. Un breve tapeo antes de marcharse y una foto para el recuerdo: la del día que Rosa Aguilar fue nombrada Ministra de Medio Ambiente, Medio rural y Mundo Marino y yo estuve con ella. Y es en momentos como este cuando revivo la relación política-medios de comunicación que más me gusta: la cercana, la que no tiene atriles, la que gesticula, la que se sincera, la que te mira a los ojos…

¿Comprendéis ahora que no quiera que se acabe mi periodo de prácticas? Y son ciertos. Todos esos inconvenientes que a menudo la gente cercana a mi se encarga de enumerarme son verídicos: que si no cobro, que si no vivo en mi casa, que si he renunciado a otras cosas pero …

¿acaso no “merece la pena gastar la vida por un sueño”? (sic.)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO fuí becaria en CNN+ y Noticias Cuatro y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

6 respuestas a INFORMATIVOS CUATRO Y CNN+ ANDALUCÍA-Día 75 como becaria

  1. Santiago Romero dijo:

    ¿ Se puede ser más cursi pelota y horetera tía? ¿Y tu eres becaria? ¿Y quieres ser periodista? Te quedarás en secretaria. Qué guay es todo niña. ¿No se hace nada mal en tu centro de curro? ¿Es Disneylandia?

    • ireneazcutia dijo:

      Uy qué de preguntas… intentaré responder a todas…
      1. Cursi, pelota y hortera, que no “horetera”…se nota que me conoce.
      2.Me extraña esta pregunta porque, dando por hecho que sabe leer, lo pone en la cabecera del blog y en cada post.
      3.De hecho lo intento.
      4. Claro que se hacen cosas mal. Como en todos los trabajos. Es más, si se ha leído el diario de la becaria, encontrará días en los que no me fuí satisfecha con el trabajo o que no sacamos un vídeo adelante. Pero claro, como ya he dicho, estoy dando por hecho que sabe usted leer…
      5. No he estado nunca en Disneylandia así que no puedo hablar de lo que desconozco. Usted podría tomar nota…

      Y, aunque no era una pregunta sino una afirmación, empezaré a preparar el diario de la secretaria por lo que pueda pasar…ah y perdona que no sea como muchos de los jóvenes que prefieren estar en su casa cobrando la ayuda del paro, con todo mi respeto hacia ellos.

  2. Santiago Romero dijo:

    Bueno, vuelvo a tu blog. No creía que me hubieras contestado. ¡Tienes parentesco con tu jefe-redactor al que tanto adoras? ¿te pagan como becaria? A lo mejor ni cobras… sería demasiado para el body. Te pagarán ¿verdad?. No se puede trabajar gratis. Y si no es así denuncia compañera y déjate de tanto guay

    • Adán López dijo:

      “Y es en momentos como este cuando revivo la relación política-medios de comunicación que más me gusta: la cercana, la que no tiene atriles, la que gesticula, la que se sincera, la que te mira a los ojos…”

      Creo que gracias a periodistas como tú seguiremos viviendo durante muchos años más en este país tan chachi y superguay, con políticos que nos miran a los ojos y nos sonríen mientras nos agarran las pelotas al tiempo que nosotros, fascinados y agradecidos, les pedimos por favor que nos tiren un hueso y nos dejen olfatearles el culo. Espero que por lo menos te paguen, aunque sea con el hueso ( llenarse el hocico de caca gratis está feo). Espero que algún día te des cuenta de que el periodismo es (o debería ser) otra cosa y de que los políticos y quienes tienen el poder en general no son nuestros amigos, sino permanentes sospechosos a los que hay que vigilar. Espero también que acabes encontrando un buen trabajo (no como esos jóvenes que se quedan en casa aprovechándose del Estado mientras cobran el paro, en vez de ir por ahí resolviéndole gratis la papeleta al amigo empresario). En fin, espero que acabes confirmando que el mundo es realmente una película de Jenifer Aniston. Un saludo.

  3. ireneazcutia dijo:

    En la categoría de “Diario de una becaria” sólo hablo de lo que me ocurre cada día en mis prácticas. La noche que Rosa Aguilar visitó nuestra redacción, vino para hacer una entrevista en la que en ningún momento se habló de política porque las preguntas de Gabilondo no daban lugar a ello. Yo sólo hablo de lo que conozco y yo esa noche no conocí Rosa Aguilar como política sino como persona. Si alguna vez me apeteciera, viniera al caso o lo creyera necesario escribiría sobre Rosa Aguilar como política. Hablaría de su militancia en el PCE, de sus años de alcaldesa en Córdoba, de su pertenencia a IU… pero ya le digo…si me apeteciera y, evidentemente, no en el diario de mi becariado. Mi reflexión, citada por usted entre comillas, iba en torno a que echo de menos esa relación política-medios de comunicación que se existía hace 20 años en la que era impensable que un político convocara una rueda de prensa en la que los periodistas no pudieran hacer preguntas, tal y como ocurre hoy casi a diario, aunque yo, afortunadamente, no he vivido el caso.

  4. Inma Carretero dijo:

    Querida Irene, me alegra mucho entrar en Internet y ver cómo has reproducido cada minuto de una noche en la que pasaron muchas cosas y casi ya no recordaba… Los primeros meses de trabajo en un medio de comunicación no se olvidan nunca, aunque tu idea de contarla en un blog me parece maravillosa… Muchas gracias por citarnos en tu blog y no te quepa duda de que se lo voy a leer a la ministra para que sepa que esa noche también fue especial para ti… Un beso fuerte

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s