INFORMATIVOS CUATRO Y CNN+ ANDALUCÍA-Día 23 como becaria

una de mis herramientas de trabajo

Una semana sin narrar mis aventuras y desventuras en este periodo de becariaje, solo tiene una explicación, que lleva nombre propio: Juan Tortosa. La vuelta de vacaciones de nuestro “jefe” ha sido como poner el contador de mis días de becaria a cero. Creía que había estado aprendiendo mucho hasta que Juan se acercó a mi mesa y me preguntó: “¿qué temas tenemos para hoy?“. Mis neuronas chocaban unas con otras en un intento de recordar si alguien me había mandado buscar temas. Por mi cara de perplejidad y mi silencio pensativo, Juan no tardó en responder. “Tú eres la redactora, sino lo sabes tú...” Y aquella frase que él grabó en mi memoria tras nuestra primera entrevista, sonó como el eco en mi cabeza…(“Aquí los límites están donde tú los pongas”). Así que me puse el primero: voy a elaborar mi primer vídeo. Me dirigí a la búsqueda y captura de un tema y tras consultar diversas notas de prensa y periódicos (digitales y de papel), no sólo tenía uno sino tres. Entré al despacho de Juan con ellos y a los diez minutos sólo salí con uno, el que más tarde sería mi primer vídeo emitido: un campamento organizado por la ONCE para niños con  y sin discapacidad, teniendo como objetivo la integración. Fueron dos días de viajes de ida y de vuelta a Castilblanco de los Arroyos, en la Sierra Norte de Sevilla. Los dos mejores días de todos los que he pasado hasta ahora en la delegación. Ayudada siempre por el constante apoyo y los consejos de Alberto (cámara), tuve que defenderme “sola” ante los primeros problemas de un vídeo propio. Sorprendida de mi misma, cada problema (y Alberto sabe que no fueron pocos…)se volvía una superación. Y empecé a entender por qué cada vez que un equipo sale a cubrir un tema, Juan siempre nos desea suerte… Una vez superados todos y con el material visual (brutos y totales) grabado, aún me esperaban más sorpresas en la redacción. “Redacta el texto que lo vas a locutar tú”, me dijo Juan. Salí de su despacho y miré a Alberto. Hasta aquí habíamos sido un equipo, ahora me tocaba a mi sola demostrar que, a pesar de mi inexperiencia y el miedo a no estar a la altura de lo que se me pide, he venido para aprender, para empaparme y para dejarme la piel en ello. Y parece que, cuando esa es la intención, las cosas salen bien. O al menos eso debió parecerle a Juan cuando, una vez locutada y montadas las imagenes sobre el off, vio el resultado y me felicitó con un gesto que jamás olvidaré, a pesar de mi insistencia por que me dijera los fallos. El enlace con Madrid para que recibiera mi vídeo fue de los más emocionantes. En ningún momento lo manifesté en la redacción, quizás porque aún no me había pellizcado, pero cuando me subí al ascensor y el espejo me miró, ví en él el rostro de una chica satisfecha, sonriente y, lo que es mejor, con ganas de hacer su próximo vídeo, de superarse, de seguir aprendiendo… Y empecé a darme cuenta de que tengo que ponerme las pilas. 6 meses se me van a quedar cortos para todo lo que quiero aprender, llevándole así la contraria a Itxu Díaz, director de la agencia de noticias Dicax Press, quien en uno de sus recientes artículos, sentencia que con el tiempo, si aguantan el tirón, los jóvenes becarios se convierten en tipos que malviven en la redacción creyendo que su tragedia acabará algún día”. No es un tirón sino una oportunidad. No malvivo sino disfruto. No es una tragedia sino un comienzo.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO fuí becaria en CNN+ y Noticias Cuatro y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s