La Crónica de Sevilla cierra su edición impresa y se renueva en digital

la cronica de sevilla

Como todos aquellos que cuando se acuerdan de sus principios en el periodismo rememoran aquel desaparecido Diario 16, yo también puedo hablar ya de haber ‘trabajado’ en un periódico que ha terminado de contar sus días. En este caso no han sido las deudas (o eso espero) ni la caída de lectores lo que hace que La Crónica de Sevilla en papel cierre, sino una renovación de formato y una cuestión de aspectos meramente académicos. Hasta septiembre de 2009, La Crónica de Sevilla se publicaba bimensualmente por los alumnos de tercero de mi facultad que con nuestros reportajes, noticias, entrevistas y artículos de opinión tocábamos con nuestras propias manos los conocimientos teóricos que durante los primeros años de la carrera habíamos adquirido. Un periódico que, en ocasiones, ha contado con más redactores que los que hay en un medio local; maquetaciones a las que hemos dedicado tardes enteras; temas por los que hemos discutido mucho sobre su publicación o no; fotos a las que siempre les faltaba o les sobraba brillo… Pero todo esto nos permitió realizar actividades como hacer un planillo, decidir la portada o figurar en la mancheta, cosas que difícilmente volveremos a realizar, a excepción de los que tengan la suerte de llegar a ser ‘jefe de algo’ en un periódico.

Pero los tiempos cambian. Y una de las cosas que más me gusta de mi carrera es que es amoldable a éstos. Es por ello que aunque La Crónica de Sevilla ya contaba con una página web donde se volcaban los reportajes realizados en la edición papel, ahora ésta se va a convertir en un periódico digital con contenidos actualizados, una imagen renovada y que seguirá ejerciendo la misma función: que los alumnos de tercero de periodismo pongan en práctica todos sus conocimientos, aunque adaptados a partir de ahora a la digitalización que encontraran en cualquier medio cuando tengan que dar el salto laboral.

Se cierra una larga etapa de La Crónica de Sevilla y comienza otra de la que yo seré mera espectadora. Mucha suerte a los que la van a disfrutar y, en las menos ocasiones, odiar. Mi humilde consejo es que al entrar en esa peculiar redacción, os pongáis el traje de esponjas y os dejéis empapar por todo lo que allí vais a hacer. Cuando fuera os tengan que exprimir, la espuma será buena.

Os leeré.

NOTA: Aún no está disponible la versión digital. Crearé un enlace a ésta cuando así sea. No falta mucho…

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO hablé de actualidad, CUANDO hablé de todo un poco y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s