DIARIO DE JEREZ – Días 19, 20 y 21 como becaria

¡Enhorabuena! Ha sido reportaje y ha pesado 116KB.

Tres intensos, calurosos, movidos y trabajosos días ha durado la gestación de mi primer reportaje a dos páginas. El tema no era para nada innovador: las personas en cuyos trabajos tienen que soportar aún más calor del que ya hace en esta época. Sin embargo, todas las becarias sabíamos que era un reportaje que obligadamente había que hacer y por eso, desde que hace unos días subieron las temperaturas, todas nos frotábamos las manos. Creo que las mías las froté un poquito más de la cuenta porque al final me tocó el Gordo…

Lo primero que hice fue pensar en cuatro oficios cuyos trabajadores se convirtieran en protagonistas del Diario por un día. Pensé en entrevistar a dos un día y otros dos al siguiente, pero las cosas no iban a ser tan fáciles como yo me pensaba. Todo marchó bien con el primer elegido: un obrero de la construcción pública que no puso ningún impedimento ni a mis preguntas ni a la foto, todo lo contrario. Un hombre de lo más amable que no se puso a la sombra ni siquiera en el rato que duró la entrevista.

Mi siguiente objetivo era un/una dependiente de un asador de pollos. Con la de asadores que hay repartidos por toda la ciudad, pensé que sería una de las entrevistas más fáciles de conseguir: es un trabajo estático (no como el obrero que hay que ir a buscar una obra) y además le regalo publicidad gratuíta que con la crisis no viene nada mal. Pero como últimamente estoy generosa, mira por donde se la voy a hacer en mi blog, pues tras muchas negativas y excusas malas en cuatro asadores diferentes (Mister Pollo, Pollos Cuatro Caminos, El Palacio del Pollo y la Patata y Tele Pollo) la que estaba quemada era yo. Así que decidí que al día siguiente me dejaría de presentar por sorpresa en los asadores y llamaría desde la redacción para concentar antes la entrevista. Dicho y hecho.

El segundo día de mi reportaje me dí con un pollo en los dientes, pues elegí al azar un asador de las páginas amarillas et voilá! “Asador de pollos El Olivar, ¿dígame?” y al minuto ya tenía otro protagonista 😀 Si no fuera porque está en la otra punta de la ciudad, le compraría todos los pollos asados, muy tradicionales los domingos en mi casa, de por vida, por todos aquellos que me dijeron que no. Pero lo mejor de este segundo día de gestación no ha sido esto, sino que necesitaba dar con mi tercer objetivo: un barrendero. Pero ya era por la tarde y estaba en la redacción así que pensé que hasta el día siguiente no podría adelantar más del reportaje, cuando de repente, el Redactor Jefe que estaba en la puerta fumándose un cigarrillo, me avisó de que estaba pasando uno por la puerta. Avisé al fotógrafo y bajé corriendo.

Hoy ya sólo me quedaba un cuarto y último objetivo : un churrero. Desde pequeña (y también sin serlo) es muy típico en mi familia desayunar el sábado en la calle comiendo churros y luego ir a la plaza de abastos a comprar el pescado. Así que hice memoria y me acerqué al quiosco donde siempre los comprábamos. Y allí estaba Manuel, una de las personas más simpáticas del centro de Jerez. Recuerdo que cuando era una enana, mientras los churros que mi madre pedía se iban haciendo él me regalaba uno para que fuera la primera en probarlos. ¡No hay otros como los suyos!Sabía que él no me fallaría. Y así ha sido.

 Aunque este reportaje no ha parado de darme patadas hoy casi me  emociono al verlo asomar la cabecita por la impresora. Me alegro de que no haya sido prematuro, eso significaría que lo hice a prisa y corriendo, al igual que también me alegro de que no haya tenido que ser por cesárea, lo que querría decir que me lo tuvieron que sacar a la fuerza cuando para mí ha sido todo un placer. No voy a negar que al final del reportaje también podría haber incluído una foto mía y mis propias declaraciones de trabajar con más calor de la cuenta, pero he preferido plasmarlo aquí que es mi lugar. A todos los que habéis colaborado a que el reportaje haya llegado al mundo sano y salvo, Juan (obrero), Rafael (barrendero), Carmen y Miguel (Asador) y Manuel (churrero) un enorme GRACIAS.

 Gracias a personas como estas (que no cobran por su imagen, que te abren las puertas de sus negocios, que te dicen “dónde y a qué hora”) llegan al mundo cosas como ésta:

MI NOTICIA AQUÍ: http://www.diariodejerez.es/article/jerez/493554/trabajo/no/entiende/temperaturas.html

embarazo

Anuncios
Esta entrada fue publicada en CUANDO fuí becaria en Diario de Jerez y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s